H para Hierbas

Durante miles de años, los chinos han estado investigando los efectos de las hierbas en el cuerpo humano y establecido su eficaz dosificación. En ningún otro lugar del el mundo es tan popular y tan sofisticada la medicina a base de hierbas como lo es en China.

La medicina china es uno de los sistemas médicos más antiguos del mundo, sus orígenes se remontan a unos pocos miles de años. La medicina china es de naturaleza holística, ve al hombre en relación con todos los aspectos de su vida. Esto significa que el resultado deseado del tratamiento no es la eliminación de una sola enfermedad o dolencia, sino más bien la curación de todo el cuerpo.

El mensaje básico de la medicina china, así como el de la filosofía o de la cocina es la armonía. Según los chinos, la salud - y por lo tanto la longevidad - se puede lograr únicamente a través del cuidado de la armonía del hombre y la naturaleza, el hombre y el cosmos, y el hombre y sus órganos. La medicina china apela tanto a la teoría del ying y el yang como a las cinco fases (cinco elementos).

 

Prevenir en lugar de tratar

En China, el acento se pone en la profilaxis: una enfermedad no debe ser curada sino prevenida. Un médico chino, antes de decidir sobre el tratamiento, intenta captar la causa primordial de la enfermedad. El diagnóstico se hace sobre la base de la medición del pulso y el examen de la lengua, la piel y los ojos, mientras que la terapia se asigna no sólo teniendo la enfermedad en mente, sino también la temporada o incluso el día del año. Los componentes de la medicina china son: la acupuntura, la acupresión, una dieta adecuada, diversas técnicas de masaje, gimnasia (principalmente Tai-chi), meditación respiratoria, pero por encima de todo la medicina herbal.

El Grupo TIENS, aprovechando los logros de la medicina china, aplica diferentes tipos de hierbas en sus suplementos, por ejemplo, diferentes tipos de té verde o aceite de onagra. Por favor, consulte las descripciones de los productos TIENS para saber más sobre este tema.

 

Hierbas en la base

Los chinos creen que las hierbas y una alimentación adecuada pueden afectar a la salud humana de una manera similar. El factor diferenciador es la influencia que tiene cada una. Aparte de esto, la conexión entre la medicina a base de hierbas y la nutrición se puede ver también en el hecho de que no sólo las plantas conocidas como medicinales en Europa se consideran medicinales en China. Como tales se consideran también especias ampliamente utilizadas en la cocina e incluso sustancias de origen mineral o animal, por ejemplo, la piel de serpiente.

La medicina china divide las hierbas sobre la base de sus propiedades en: de enfriamiento y de enfriamiento fuerte, que pertenecen al reino yin; y de calentamiento y alto calentamiento relacionado con el yang. Las hierbas frías funcionan en las enfermedades calientes y viceversa. Por ejemplo, la menta es una hierba fría y el jengibre pertenece a las calientes. Muy a menudo una enfermedad provoca síntomas fríos y calientes, es crucial, por tanto, elegir adecuadamente las hierbas para una enfermedad dada.

 

Tratamiento con sabor

El sabor de las hierbas también se tiene en cuenta en la medicina china. De acuerdo con los chinos, un sabor determinado funciona en determinadas enfermedades. Así, el sabor picante mejora la circulación y estimula el metabolismo, el dulce fortalece el sistema inmunológico, respiratorio y digestivo. El sabor amargo reduce la fiebre, el agrio tiene propiedades astringentes, mientras que el salado limpia los intestinos.

 

El emperador, el ministro, el ayudante y el mensajero

En la medicina herbal china no sólo es importante elegir las hierbas según la enfermedad, sino también la preparación adecuada. Pueden ser elaboradas tradicionalmente, hervidas, consumidas en forma de polvo o incluso guisadas, fritas u horneadas. Los chinos prestan especial atención a la adecuada combinación de todos los componentes de una mezcla a base de hierbas, ya que algunas de las hierbas que se usan combinadas pueden debilitar o reforzar sus acciones respectivamente.

De acuerdo con la medicina tradicional china, una receta para un medicamento a base de plantas debe incluir cuatro componentes: un emperador, un ministro, un ayudante y un mensajero. El primero, el emperador, es la hierba destinada a la enfermedad y es la principal hierba en el medicamento. La segunda hierba, el ministro, tiene la intención de mejorar la acción del emperador. A su vez, el ayudante está, por una parte diseñado para debilitar el posible efecto demasiado fuerte de los dos ingredientes principales; y por otro lado a ayudar a su absorción. Su papel es también actuar sobre los síntomas reales de la enfermedad. El último ingrediente, es decir, el mensajero, está allí para llevar las hierbas al órgano afectado.

 

Para la salud y la belleza

No sólo la medicina aprovecha las hierbas chinas, también se usan en cosmetología debido a que contienen grandes cantidades de vitaminas, minerales o flavonoides. Entre las más populares están el té verde, el aloe vera, el gingko biloba, el ginseng y las algas marinas. Tomemos por ejemplo el aloe vera, cuando se utiliza en la medicina es beneficioso para los vasos sanguíneos, mejora la inmunidad del cuerpo, trata los síntomas de la piel o la gastritis. Sin embargo, cuando se aplica en la cosmetología, el aloe vera en forma de crema, bálsamo y máscara, hidrata de manera eficaz y evita la pérdida de cabello.

 

Cómo no causar daño

La mayoría de los remedios a base de plantas usados en la medicina herbal china tienen una acción más fuerte que las hierbas populares conocidas en Europa. No deben ser usadas por uno mismo ya que esto puede causar más daños que beneficios potenciales. En primer lugar, para usarlos con seguridad uno debe tener conocimientos y experiencia en el campo de la medicina china. En segundo lugar, las hierbas medicinales se eligen para un individuo, tanto en términos de dosis y composición. Por lo tanto, algo que beneficiaría a nuestro vecino no nos va a ayudar necesariamente. En tercer lugar, la medicina oriental y occidental tienen por lo general dos enfoques de tratamiento totalmente diferentes. Los medicamentos que se usan en una no tienen por qué, aunque pueden, suprimir el efecto de las medidas correctoras causadas por la otra. Por lo tanto, uno siempre tiene que informar sobre el medicamento que se está tomando tanto al médico chino como al doctor de medicina convencional. Esto sin duda influirá en la eficacia de la terapia a base de hierbas.